Hitos de la Vendimia

Vendimia 2017

En primavera la Ribera del Duero sufrió una fuerte helada primaveral que asoló el viñedo, está fue principalmente virulenta en Quintana del Pidio y destruyo todos los brotes con uva de las cepas viejas en vaso. Posteriormente se produjo un rebote de las yemas ciegas que producen muy pocos racimos, este hecho provoca un gran retraso del ciclo vegetativo y consecuentemente la madurez de la uva se ve seriamente comprometida y por tanto su calidad siendo esta inferior a la necesaria para producir ADAMÁ.

Teniendo en cuenta el nivel de exigencia en cuanto a la calidad que se viene aplicando y al no cumplirse los requisitos mínimos de exigibles, el equipo gestor ha decidido que el año 2017 no se elabore ADAMÁ.

Vendimia 2016

La vendimia en 2016 se realizó en la tercera semana de octubre, fechas  habituales en la zona para que la uva alcance la madurez adecuada para Adamá. El ciclo vegetativo se ha sido normal y las condiciones climatológicas has acompañado para obtener una muy cosecha en cantidad y calidad.

Así en 2016 hemos podido vinificar la uva habitual en los últimos años y dispondremos de 12.000 botellas de Adamá.

Vendimia 2015

2015 presenta características habituales en la ribera del Duero, año más temprano de lo habitual durante todo el ciclo vegetativo de la vid, escasas lluvias en primavera y verano con un otoño templado, lo que favorece la maduración adecuada de la uva y limita la producción de nuestro viñedo viejo, disminuyendo la cantidad de uva de calidad disponible para producir ADAMÁ.

Así en 2015 y debido a la menor producción el equipo gestor de P. Sanctvs decidió elaborar una pequeña cantidad con totales garantías de calidad, y así sólo se dispondrá de 4.000 botellas de ADAMÁ.

Vendimia 2014

Nuevamente el retraso del ciclo vegetativo de la vid y la lluvia en las últimas semanas, hacen que la madurez de la uva sea insuficiente. en definitiva, se ha limitado la cantidad de uva de calidad necesaria para producir ADAMÁ.

Al no cumplirse los requisitos mínimos exigibles para la uva, que habitualmente vinifica P. Sanctvs, el equipo gestor ha decidido elaborar una pequeña cantidad con totales garantías de calidad, y así sólo se dispondrá de 4.000 botellas de ADAMÁ.

Vendimia 2013

El retraso del ciclo vegetativo de la vid y la humedad en el viñedo en las últimas semanas, hacen que la madurez de la uva sea insuficiente. Así mismo, se han observado focos de botritis en viñedos próximos a los seleccionados para ADAMÁ, en definitiva, uva de calidad inferior a la necesaria para producir ADAMÁ.

Teniendo en cuenta el nivel de exigencia en cuanto a la calidad que se viene aplicando y al no cumplirse los requisitos mínimos de exigibles, el equipo gestor ha decidido que el año 2013 no se elabore ADAMÁ.